PROTOCOLO PARA LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS.

1.- ENTRE ESTUDIANTES, DENTRO DE LA SALA DE CLASES.
•Todo profesor/a será el responsable de resolver conflictos durante su clase.
•No se pueden enviar estudiantes fuera de la sala de clases, como castigo.
•Si el/la profesor/a no puede resolver en el instante enviará con un estudiante a solicitar a un inspector para que este colabore derivando al directivo que corresponda. (Inspectoría General, Orientación, Dirección académica)
•El profesor debe registrar en el libro de clases la situación, e informar al profesor jefe (si no fuere).
•Debe escuchar a los involucrados y citar a apoderados para entrevista personal.
2.- ENTRE ESTUDIANTES, FUERA DEL AULA.
•Todo conflicto que ocurra dentro de un espacio del Colegio: patio, baño, biblioteca, laboratorio de computación, entre otros, debe ser supervisado y resuelto por el encargado de cada zona, en caso de no haber un profesor a cargo.
•Toda persona que colabora con la educación, como asistentes, debe procurar mantener y gestionar el orden, la disciplina y la sana convivencia escolar, por lo que serán autoridad frente a un conflicto entre alumnos.
•Todo adulto de la institución que presencie el conflicto, deberá calmar, y derivar inmediatamente con el profesor jefe, inspector general o psicóloga según corresponda.
•Tanto el profesor jefe, inspector general u orientadora(o psicólogo) que resuelvan el problema deberán dejar registro de conversaciones con estudiantes y citar a apoderados para acordar estrategias remediales.
3.- ENTRE UN ADULTO Y UN ESTUDIANTE, DENTRO DEL AULA.
•Todo profesor/a y/o persona que se encuentre a cargo de un curso durante la clase, es el responsable de resolver los conflictos que se generen dentro de esta.
•No se puede enviar estudiantes fuera de la sala de clases, como castigo.
•Si no puede resolver en el instante enviará con un estudiante a solicitar a un inspector para que este colabore calmando al menor y si este no pudiese derivará inmediatamente a Inspectoría General.
•El profesor/a o adulto que haya presenciado el conflicto debe registrar en el libro de clases la situación, e informar al profesor jefe (si no fuere).
•El profesor/a jefe deberá contactarse con Inspectoría General para informarse de la situación y conocer las medidas que se aplicarán para remediarla.
•No se debe exponer a cuestionamientos al estudiante frente al adulto en conflicto, sino escuchar en forma separadas.
•El/la Inspector/a General, es quien debe mediar de manera equitativa el conflicto, escuchar ambas partes involucradas por separado, es decir, al o la estudiante y luego al o él profesor/a o adulto.
•Inspectoría General, debe informar y/o derivar a Orientación o Psicología, para que este departamento pueda determinar la intervención a Psicosocial correspondiente.
•Inspectoría General u Orientación, deberán citar al apoderado/a para entrevista personal e informar del conflicto y las medidas que se aplicarán si fuese necesario.
4.- ENTRE UN ADULTO Y UN ESTUDIANTE, FUERA DEL AULA.
•Todo conflicto que ocurra dentro de un espacio del Colegio: patio, baño, biblioteca, laboratorio de computación, entre otros. Entre un estudiante y un adulto deberá intervenir un tercero reconocido como autoridad en el Colegio.
•La situación deberá ser resuelta con apoyo de Inspectoría General, Orientación/Psicología
•No se debe exponer a cuestionamientos al estudiante frente al adulto en conflicto, sino escuchar en forma separadas.
•Siempre será responsabilidad del adulto mantener la actitud correcta, de respeto y conciliadora frente al conflicto.
•El equipo mediador será el responsable de citar al apoderado para establecer acuerdos y sanciones, si fuese necesario.
•Se dejará un registro de conversación con el estudiante, profesor/a y apoderado.
5.- ENTRE UN ADULTO APODERADO Y UN PROFESOR.
•Frente a una situación de conflicto entre un apoderado y un funcionario del establecimiento se deberá actuar de la siguiente manera.
•El funcionario tendrá la obligación de informar del hecho directamente a alguna instancia superior: Inspectoría General, Dirección Académica o Rectoría.
•Será la rectoría quien designe a una persona para que investigue lo ocurrido, medie entre los afectados y busque una solución al problema.
•El apoderado deberá dejar por escrito lo ocurrido en el libro que para estos efectos se encontrará en portería.
•Rectoría o quien por esta instancia sea designada, se comunicará con los afectados luego de realizadas la averiguaciones del caso para informar a estos los caminos a seguir, las resoluciones o las sugerencias que corresponda.